LA GENTE QUE ES FELIZ Y LA QUE NO LO ES

La ciencia ha descubierto unos factores determinantes para la felicidad del ser humano y está relacionado con las creencias religiosas. La web de pensamientos.com en su sección de fe y felicidad dice: «Los hallazgos que realiza la ciencia nos ayudan a vivir mejor. Los investigadores llevan por lo menos 70 años estudiando a la gente feliz y a la que no lo es, y por fin creen haber identificado los factores que determinan esta condición”.

Creer en que existe una vida después de la muerte le da sentido y consuelo a muchas personas, además de paliar el sentimiento de estar solas en el mundo, sobre todo al envejecer, explica Harold Koenig, del Centro Médico de la Universidad Duke. Esto se hace patente en situaciones difíciles. Las creencias religiosas pueden ser un arma muy poderosa para enfrentar la adversidad.

Además, la religión fomenta la interacción y el apoyo social. Sin embargo, Koenig considera que no se trata sólo de recibir. "Los estudios muestran que quienes ayudan a los demás se sienten bien consigo mismos, e incluso viven más", dice. Esto, afirman los investigadores, hace que la práctica religiosa sea una fuente de mayor satisfacción que otras actividades sociales"

La ciencia tal como leemos, también afirma que un determinante para la felicidad de la gente, es la fe. Ahora permítame explicarte el tema de la fe con algunos de sus fundamentos teológicos.

Stanley M. Horton (maestro bíblico), nos dice que la fe supone confianza. Confianza en el Señor con toda firmeza.  Jeremías 17:7 afirma que la persona que confía o que cree en el Señor es bendecida.  Y este resultado lo vemos en la vida Abraham, el padre de la fe. Génesis 15: 6 dice «Y creyó Abraham a Jehová, y le fue contada por justicia». 


El Salmos 33:21 y 13:5 dice que la persona que confía en Dios y en su amor que nunca falla encuentra regocijo en El, que es igual decir que encuentra su felicidad. La fe, por tanto, no es “un salto a la oscuridad” sino como dice el apóstol en Efesios 2:8 es un medio para alcanzar la salvación.

Berkhot, otro reconocido teólogo nos dice que la fe es «la mano extendida que se alarga para aceptar el don de la salvación ofrecido por Dios». Salmos 118:24 dice que "este es el día que Dios ha creado para que nos alegremos y gocemos en El" (para que seamos felices).  

T. L Osborn en su libro «La Buena Vida» hace una declaración de fe: “La enfermedad, el sufrimiento y los males dejarán de entrometerse en su vida… Jesús al manifestar Su vida en tu cuerpo físico viene a ser tu salud.  La pobreza y la privación material dejarán de ser su parte en la vida. Dios creó las riquezas y las puso en este planeta para la prosperidad de sus hijos. Él quiere que usted disfrute de la buena vida". Dios quiere que usted sea feliz. Puedes decir amén a todo esto.

En el pasaje del sermón del monte Jesús nos habla sobre quienes son los verdaderamente felices en este mundo.  Mateo capítulo 5 versículos del 3 al 9:

3 “Bienaventurados (Felices) los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos.
4 “Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados.
5 “Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra.
6 “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.
7 “Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia.
8 “Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.
9 “Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios.

Por lo tanto, afirmo en este día que tú eres feliz en Dios y eres más que vencedor. Tu vida es una bendición para tu familia, tus vecinos, tu ciudad. Estás lleno de gozo y eres prosperado por Dios en todas las cosas. Declaro que estás destinado al éxito.

Jorge Arévalo
Sección: Fe y espiritualidad
Extracto del libro “Destinado al éxito”

Comentarios