LA JUSTICIA Y SUS IMPLICANCIAS

2 Crónicas 34: 1-2 “De ocho años era Josías cuando comenzó a reinar, y treinta y un años reinó en Jerusalén. Este hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse a la derecha ni a la izquierda”.

Las Sagradas Escrituras nos muestra que Josías comenzó a reinar en el pueblo de Israel desde la edad de 8 años, entre los años 639 y 608 a. C. he instituyó importantes reformas los cuales vamos a mencionarlas y analizarlas.

Antes de todo vemos que Josías hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse a la derecha ni a la izquierda.

Pero, ¿que significa hacer lo recto ante los ojos de Jehová?

La palabra “recto” es una palabra venida del hebreo “Yashar” que significa justo. Hacer lo recto es lo mismo que hacer lo que es justo. Y esta es una de las primeras características resaltantes del reinado de Josías, que fue un reinado justo, de la que todos anhelamos que fuera de nuestros gobernantes políticos hoy en día.

Justicia según el diccionario es un “principio moral que inclina a la persona a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde”.

Imparcialidad en el juicio, amabilidad en el trato, transparencia u honestidad en las transacciones, salarios justos, respeto a su integridad, etc.  son las que corresponden a las personas y los gobernantes son los primeros llamados a abogar por esta clase de justicia.

Un gran intérprete de la Torá enseña que actuar de manera justa tiene las siguientes implicancias:

“No aceptar rumores falsos, ni hacernos cómplice de un corrupto”.  Éxodo 23:1, 1Reyes 21

“No seguir a la mayoría para hacer el mal. No juzgar en un proceso inclinándonos hacia la mayoría desvirtuando la justicia”. Éxodo 23:2, Hechos 21:17-36

“No aceptar sobornos pues el soborno ciega a los que ven y corrompe las palabras justificadas”. Éxodo 23:8, Nehemías 6:10-14

“No robar, no negar falsamente ni mentir unos a otros”. Levítico 19:11, 2 Reyes 5:1-4, 8-27

“No retener en tu poder lo que pertenece a tu prójimo (es decir, no retengas el salario de trabajador o dejes una deuda sin pagar). No robes, el pago de un trabajador diurno  no debes retenerlo por la noche hasta el día siguiente”. Levítico 19:13

“No vengarte ni guardar rencor contra la gente de tu pueblo. Ama a tu prójimo como a ti mismo”.  Levítico 19:18, 2 Samuel 9.

“No andar con chisme en tu pueblo. Y no permanecer inactivo mientras la vida de tu prójimo esté en peligro”. Levítico 19:16, Numero 12

Devolver las cosas que no son de uno “Cuando encuentres el toro de tu enemigo o su burro extraviado, devuélveselo. Éxodo 4:4-5,  Mateo 5:43-48,  Romano 12:20

Entre otras cosas.

Qué tan bien nos ayudaría tener gobernadores, congresistas, jueces, alcaldes, jefes, padres, y todo aquel que tiene el privilegio de ocupar un cargo con responsabilidad de obrar siempre con la justicia.

Proverbio 29:2 dice: 
“Cuando los justos gobiernan, el pueblo se alegra. Pero cuando los perversos están en el poder, el pueblo gime”.

El filósofo Sócrates afirmó: 
“Cuatro características corresponden al juez: Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente”

La justicia en el reinado y en el carácter es la primera característica personal del joven rey Josías. La justicia es lo que nos hace marcar la diferencia entre los hombres. ¿Dónde están los gobernantes justos de este tiempo?

No es sólo democracia, libertad o prosperidad económica la demanda de los pueblos, la gente gime por justicia.

“La justicia engrandece a la nación; mas el pecado es afrenta de las naciones” (Proverbios 14:34)

Jorge Arévalo
Del libro: “Josías, el rey joven reformador de Israel”

Comentarios