LIDERANDO EN TIEMPOS DIFÍCILES - INTRODUCCIÓN

Introducción
Choques de personalidad y errores en la función
En mi propia experiencia de liderazgo de más de 30 años, repartidos en la pastoral juvenil en la iglesia, en mi propia familia como padre de tres hermosos hijos, en actividades de la Asociación Desarrollo Juvenil y Prevención de la Violencia, en la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas y en puestos gerenciales de confianza en la función pública en las que he tenido que lidiar con personas de diferentes temperamentos y modos de ver las situaciones, me llevan ahora a desarrollar este proyecto de plasmar en un libro los principios y recomendaciones para liderar con éxito en tiempos difíciles.

La pregunta sería ¿cómo liderar en tiempos difíciles? Si usted es un empresario con personal a su cargo, un educador con estudiantes, un pastor o sacerdote con una congregación,  un gerente con personas de confianza, nombrados y contratados bajo su responsabilidad, o un político que ha recibido el encargo de un pueblo, entonces usted necesita evaluar las formas en la que está ejerciendo su liderazgo, optimizar aquellas fortalezas de su carácter y reconocer aquellas debilidades en su persona en las que aún debe continuar trabajando para llevar su liderazgo hacia un nuevo nivel. Recuerde, un salto positivo en su liderazgo le convertirá en un mayor benefactor de personas, le dará trascendencia, le dará una mejor reputación, y de lejos tendrá un liderazgo que marca la diferencia entre los demás.
Si por alguna razón usted está pasando tiempos difíciles y de conflictos en su liderazgo con miembros de su propio equipo o agentes externos involucrados en las actividades que usted hace, necesita conocer o repasar la sabiduría y los principios expuestos en este libro y salir victorioso de la prueba.

El famoso gurú mundial del liderazgo John Maxwell en su manual “Un millón de líderes” nos señala las fuentes más comunes de donde proceden los conflictos y dificultades que podríamos tener con las personas de nuestro entorno, con las que trabajamos o convivimos y que generalmente son las siguientes: 
  • Choques de personalidad y de relaciones
  • Expectativas mal logradas y expectativas no habladas
  • Asuntos de identidad e inseguridad
  • Conflictos sin resolver de heridas pasadas
  • Actitudes independientes y perspectivas inflexibles.

Un líder es  un “negociador de esperanzas” decía Napoleón Bonaparte. “Un líder sobresaliente es el que sale de su camino para potenciar la autoestima de su personal, hace que las personas crean en sí mismas, y logra que estos hagan maravillas”, frase parafraseada por mí, de Sam Walton fundador americano de los Walmart. 
Bien, empecemos con la siguiente historia: 
A principios de los años 60, Tom Watson era el presidente de IBM. Un día se enteró que uno de sus ejecutivos había cometido un error que le había costado a la empresa US$ 600.000.
Watson le preguntó al ejecutivo: “¿Sabe por qué lo he llamado a mi oficina?”
“Supongo que me va a despedir”, dijo el ejecutivo con una voz de decepción.
“¡¿Despedirlo a usted?!” preguntó Watson. “No, definitivamente no lo voy a despedir. Yo acabo de invertir 600.000 dólares en su educación. Me aseguraré que un hombre con tanta experiencia como la suya siga trabajando para nuestra empresa.”

Esta forma de liderazgo es la que quiero proyectar en este documento. Una forma de liderazgo que nunca pierde, que madura con los conflictos personales de las personas de su entorno y saca provecho de los errores cometidos en la función.  Un tipo de liderazgo sabio para levantar y no derribar, construir y no destruir, potenciar y no disminuir.

Jorge Arévalo
Choques de personalidad y errores en la función
Libro: Liderando en tiempos difíciles

Comentarios