LA ORACIÓN Y SUS EFECTOS POSITIVOS EN LA SALUD

Un estudio importante de Nueva York afirma que las creencias religiosas son muy positivas para la salud espiritual de las persona y tienen también efectos curativos en cuanto a la salud de su cuerpo. Con cierta regularidad, aparecen estudios que indican que la oración y la participación regular en los servicios religiosos ayudan a llevar  una vida saludable en todas las áreas.


Estudios que muestran los efectos positivos de la oración en cuanto a la salud.

CANADA E ISRAEL. Investigadores canadienses e israelíes habían hallado que la práctica de la oración retrasa el avance de la enfermedad de Alzheimer.

«Hemos aprendido que los pacientes de Alzheimer con un nivel alto de espiritualidad o con un nivel alto de religiosidad pueden tener una progresión en el deterioro cognitivo significativamente más lenta».


CHICAGO. En el mismo encuentro, otro grupo de investigadores de la Universidad de Chicago, informaba que los afroamericanos que creen profundamente en Dios eran menos proclives a estar deprimidos que los no creyentes.

En la misma línea, el doctor Harold Koenig del Centro para la Espiritualidad, la Teología y la Salud de la Universidad Duke, afirmó que la religión ayuda a proporcionar un sentido de esperanza, paz y bienestar, que, a su vez, puede reducir las hormonas estresantes que dañan la salud.


Cursos de fe y espiritualidad en el cuidado del paciente

Dos tercios de las 125 facultades de medicina de Estados Unidos incluyen ahora cursos sobre fe y espiritualidad. Las fundaciones anualmente conceden premios en dinero a las facultades de medicina de Estados Unidos para animar la enseñanza y evaluación de cursos que examinen sobre la fe y la espiritualidad en el cuidado del paciente.


La oración por el enfermo y las promesas de la Biblia

El tema de si orar por el enfermo lleva a una mejoría de su salud se debatió hace años. El Washington Post informó de que un estudio de más de 700 pacientes del corazón mostraba que aquellos que tienen personas orando por ellos eran menos proclives a sufrir mayores complicaciones, volver al hospital o morir.

Una promesa bíblica del poder de la oración fue dada por el profeta Jeremías cuando en el capítulo 33 verso 6 de su libro afirma:

“He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad”.

Y en otro texto: “Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé”, Jeremías 29:12.


El apóstol Pablo también asegura: “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús”, Filipenses 4:6-7 | NVI |.

El hombre o la mujer que ora no sólo fortalece su ser espiritual, sino que sus plegarias tienen un efecto positivo en cuanto a su bienestar físico, es decir, en cuanto a su salud. La paz, el gozo, y el caminar en amor, que son resultados de llevar una vida en oración evitarán que enfermedades de este siglo como el stress, migrañas, insomnio, preocupaciones y temores alcancen afectarle.

La oración es la receta bíblica y científica para la salud y para todas las cosas. La oración nos conecta con el Creador y nos vuelve poderosos, saludables emocional, física y espiritualmente.  El hombre que ora dicen los estudios tiene más probabilidades de vivir una vida sana que el que no ora. Anímate a comprobarlo.


Jorge Arévalo
EFECTOS POSTIVOS DE LA ORACIÓN
De la serie: VIDA SANA

Comentarios