GRANDES PROMESAS DE RESTAURACIÓN Y JÚBILO II PARTE


7.  Todo el ganado de Cedar será juntado para ti; carneros de Nebaiot te serán servidos; serán ofrecidos con agrado sobre mi altar, y glorificaré la casa de mi gloria. 
Los tiempos de escasez se van, tiempos nuevos de provisión llegan a tu vida, ahora tienes más para dar, tus semillas para el reino de Dios han aumentado con  creces, eres restituido siete veces en lo material, su gloria es vista sobre ti. 
8. ¿Quiénes son éstos que vuelan como nubes, y como palomas a sus ventanas? 
La iglesia es fortalecida, la casa de Dios vuelve a llenarse, los hijos han regresado, hay un ambiente nuevo, de fiesta, de júbilo, de libertad del Espíritu Santo. El gozo del Señor es la fortaleza de su pueblo. 
9. Ciertamente a mí esperarán los de la costa, y las naves de Tarsis desde el principio, para traer tus hijos de lejos, su plata y su oro con ellos, al nombre de Jehová tu Dios, y al Santo de Israel, que te ha glorificado. 
Dios te ha llenado de su gracia especial, ahora hombres de gobierno legislan de tu lado, te conceden favores, ponen a tu disposición logística para tus proyectos, tú decides que pedir o no pedir, sólo esperan tu orden. 
10   10 Y extranjeros edificarán tus muros, y sus reyes te servirán; porque en mi ira te castigué, mas en mi buena voluntad tendré de ti misericordia. 
Dios está contigo como poderoso gigante, la gente te respeta, ponen a tu servicio bienes, ideas, capacidades, influencia. De pronto has alcanzado un impresionante testimonio, es la misericordia de Dios sobre ti, los vientos que te eran contrarios se han puesto de tu parte ahora. El favor de Dios es contigo. 
11. 11 Tus puertas estarán de continuo abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que a ti sean traídas las riquezas de las naciones, y conducidos a ti sus reyes. 
Aún hay más. Las bendiciones que llegan a tu vida no es sólo para hoy, lo son también para mañana y pasado. Dios ya ha determinado para tu vida un tiempo prolongado de abundancia y provisión. Deberás estar dispuesto siempre, con una mente abierta para recibir a gente importante de otras esferas de la sociedad que nunca imaginaste y que traen sus riquezas a ti.     
12. 12 Porque la nación o el reino que no te sirviere perecerá, y del todo será asolado. 
Mucha gente entenderá que servirte a ti significa servir a tu Dios y obtener su favor. Mucha gente relacionará el aumento de sus bendiciones con bendecirte a ti, y así lo es, porque el que te bendice será bendecido y el que te maldiga será maldecido. Dios cumple sus promesas sobre ti. 
13. 13 La gloria del Líbano vendrá a ti, cipreses, pinos y bojes juntamente, para decorar el lugar de mi santuario; y yo honraré el lugar de mis pies. 
Las bendiciones del Padre llegan a tu vida, pero también llegan para la casa de Dios. Son tiempos de completa restauración para la familia y la iglesia. Dios está honrando su nombre en medio de su pueblo. 
14. 14 Y vendrán a ti humillados los hijos de los que te afligieron, y a las pisadas de tus pies se encorvarán todos los que te escarnecían, y te llamarán Ciudad de Jehová, Sion del Santo de Israel. 
Es tu tiempo de exaltación, tus enemigos nunca más los verás, ellos vienen a ti y se inclinan a tus pies, se ponen a la orden tuya, quieren estar de tu lado. Los que antes de maldecían, te bendicen ahora y vienen a ponerse bajo tu manto. Es la obra de Dios en ti. Es su gloria, es su gracia.

Jorge Arévalo
ISAIAS 60: LEVANTATE Y RESPLANDECE
Serie: “Versículos y pasajes edificantes de la Biblia”

Comentarios