MI LISTA DE LOS SIÉNTESE Y DECLARE

Es un engaño creer que lo que uno se siente emocionalmente tiene que ser necesariamente cierto, debemos de tener mucho cuidado de esto porque por lo general pensamientos así  acaban produciendo ansiedad, temor y reducen el potencial de usar los talentos y habilidades para crecer como persona.

“Si me siento un perdedor es que lo soy”
“Si me siento enfermo, es que me voy a morir”
“Si me siento mal, es que no estoy haciendo las cosas bien”

No necesariamente lo que sientes emocionalmente es verdadero.

Para contrarrestar estos sentimientos no saludables productos de pensamientos engañosos debemos de hacer un esfuerzo por ordenar que nuestras emociones se sientan conforme a los pensamientos de nuestra realidad en Cristo, y esto lograremos a través de las declaraciones de nuestra boca.


MI LISTA DE LOS 
SIÉNTESE Y DECLARE:

Siéntese y declárese un afortunado porque: 
“eres la niña de los ojos de Dios”

Siéntese seguro
“porque mayor es el que está en ti que el que está en el mundo”

Siéntese como nuevo porque:
“usted es una nueva criatura en Cristo”

Siéntese y declárese un representante de Dios aquí en la tierra porque:
“tú eres un embajador de Cristo”

Siéntese como un rey porque:
“Cristo te hizo un rey y sacerdote”

Siéntese un privilegiado
“porque eres un pueblo especial, linaje escogido”

Siéntese y declárese un bendecido
“porque él te bendijo con toda bendición”

Siéntese perdonado
“porque en Cristo has sido redimido y perdonado de todos tus pecados”

Siéntese un victorioso
“porque en Cristo eres más que vencedor”

Siéntese una persona llena del fruto del espíritu y declare: 
“yo tengo amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza”

Hay ocasiones en que uno se levanta temprano y ve el cielo gris y cree que será un mal día. Otras veces se empieza el día con cierto temor debido a un mal sueño. Déjame decirte que las emociones deben estar sujetas a tus creencias de fe. La fe y no las emociones es la que nos debe gobernar. 

Jesús enseñó en Marcos 11: 23:

“Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho”

Es la palabra de fe la que debe determinar las bendiciones que deseamos tener en la vida. Debemos ser resistentes a la confesión de una palabra de poder. Toda debilidad, enfermedad, dolencia, sentimiento de tristeza, o lo que sea se irá de ti si permaneces en una firme confesión de fe. 

Las creencias importan, por eso te recomiendo revisar esta lista de siéntese y declare. Usted puede aumentar estas declaraciones, pero le aseguro que se sentirá mejor, su cuerpo le obedecerá, sus emociones se alinearán.

Pablo enseñó en Romanos 12: 2

 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”

No se conforme a las circunstancias, a los sentimientos o a los malos presagios. Su fe es lo que determina. Avance y conquiste.

El profeta Eliseo le dio una palabra a su criado Giezi y es para ti también: “Él le dijo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos” (2 Reyes 6:16)

No se deje dominar por el temor. Dios es más grande y poderoso en su vida y él está a su favor, sus ángeles le defienden este día. Continúe con su propósito.



Jorge Arévalo
MI LISTA DE LOS 
SIÉNTESE Y DECLARE:
Serie: pensamientos que perturban

Comentarios