7 SITUACIONES EN LA QUE SOMOS MÁS QUE VENCEDORES


Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Romanos 8:37)

Romanos 8: 37, es un texto que lo uso siempre para expresar mi confianza en la obra realizada por Jesús en la cruz del calvario. Con la confesión de este versículo doy por sentado mi victoria sobre las circunstancias. Pablo declaró versos antes que no existe tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro o espada que nos pudiera separar del amor de Cristo y que en todas estas cosas somos más que vencedor por medio de aquel que nos amó. Veámoslo con más detalle:

Tribulación

Somos más vencedores en medio de cualquier tribulación. Salmos 34: 19 dice: “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová. La realidad es que en este mundo todos pasamos por situaciones adversas que quisieran hacernos creer que Dios no nos ama, que no está con nosotros, que no es bueno. Pero es al contrario, generalmente en las pruebas más duras es que experimentamos su amor y fidelidad.

Angustia

Somos más que vencedores en toda situación de angustia. Nuestra vida de cristianos no está exenta de preocupaciones, temores y aprietos. La Palabra de Dios nos anima a ser fuertes y valientes y resistir firme en la fe los padecimientos causados por el enemigo de nuestra alma. 1 Pedro 1: 8-9 dice: “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo”

Persecución.

Somos más que vencedores en medio de toda persecución. Esto pasa no sólo en países de fe musulmana o comunistas. La persecución por causa del evangelio a veces suele suceder hasta en la misma familia. Cuando yo recibí a Cristo de joven y me convertí a la fe cristiana evangélica mi primer perseguidor fue una de mis tías que decía a mi madre que por haber cambiado mi fe católica ahora me esperaba el infierno. Esperaba que mi madre me prohibiera ir a la iglesia. Pero luego mi tía terminó convenciéndose de que no había tomado ninguna mala decisión ya que la práctica de mi fe me hacía diferente a todos los demás jóvenes de mi barrio habituados al alcohol y las drogas.

Hambre

Somos más que vencedores en medio de toda situación de hambre. ¿Quién no pasa o pasó hambre? No me refiero pasar hambre por haberse perdido en un desierto o naufragado en el mar. Vivimos en un país de falta de oportunidades de empleo, un país con la mitad de su población pobre, un país con muchas trabas para hacer negocios y esto nos lleva a situaciones en que a veces tenemos que enfrentar el hambre cuando no hay dinero para el mercado. Es ahí cuando hemos recibido el auxilio de Dios que no nos abandona y experimentamos su provisión sobrenatural. Dios es bueno.

Desnudez

Somos más que vencedores en medio de la desnudez. Desnudez nos habla de pobreza, de frío, de vivir en ocasiones a la intemperie, no contando para pagar el alquiler de la casa o habitación. Muchas veces los cristianos vivimos en esperanza contra esperanza. Pero hemos aprendido a dar la gloria a Dios en medio de todas estas circunstancias y a actuar en nuestra fe sintiéndonos más que vencedores porque nuestro gozo no está en las cosas materiales de este mundo, sino que proviene del Espíritu Santo en nuestros corazones.

Peligro

Somos más que vencedores en toda situación de peligro. A veces nuestra vida queda expuesta ya sea por decisiones equivocadas, o porque pecamos de ingenuidad, pero Dios como buen padre nos cuida, nos protege, él envía sus ángeles que estén cerca nuestro para librarnos del peligro.

Espada

Somos más que vencedores ante el acecho de la espada. Hay quienes hablan detrás de uno, a las espaldas murmuran, difaman, o dicen toda clase de mal mintiendo, pero Pablo afirma que en estas situaciones también somos más que vencedores cuando obedecemos a Jesús en que tenemos que bendecir a los que nos maldicen y orar por los que nos aborrecen. El profeta Isaías afirma que: Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio.”


Jorge Arévalo
7 Situaciones en las que somos más que vencedores
Serie: Versículos y pasajes edificantes de la Biblia

Comentarios

Publicar un comentario