GRANDES PROMESAS DE RESTUARACIÓN Y JÚBILO – PARTE III



15 15 En vez de estar abandonada y aborrecida, tanto que nadie pasaba por ti, haré que seas una gloria eterna, el gozo de todos los siglos. 
Nunca más estarás en soledad, o el anonimato, tu tiempo de brillar ha llegado, para esta hora Dios te levanta, para que seas de bendición y gozo de los pueblos. Para hacer oír tu consejo y tu palabra sea obedecida. 
16. 16 Y mamarás la leche de las naciones, el pecho de los reyes mamarás; y conocerás que yo Jehová soy el Salvador tuyo y Redentor tuyo, el Fuerte de Jacob. 
Las gentes te consideran ahora, ya no eres un olvidado, eres tan estimado como las joyas preciosas, pruebas y disfrutas del trabajo de otros, de las primicias y cosechas del prójimo, todos ven en ti el favor divino. 
17. 17 En vez de bronce traeré oro, y por hierro plata, y por madera bronce, y en lugar de piedras hierro; y pondré paz por tu tributo, y justicia por tus opresores. 
Tienes lo mejor, Dios añade sobre ti cosas de mucho valor, tu situación ha cambiado, la calidad, la excelencia, las mejores presentaciones y cosas, son lo normal en tu vida hoy, la paz abunda en tu corazón, has salido de toda deuda, eres sumamente bendecido. Dios te ha vestido con su justicia.
18 18 Nunca más se oirá en tu tierra violencia, destrucción ni quebrantamiento en tu territorio, sino que a tus muros llamarás Salvación, y a tus puertas Alabanza. 
Tu alrededor es tranquilo, tu ambiente ya no es violento, la transformación ha llegado a tu barrio, y tu comunidad, tu entorno ha sido liberado de malas influencias, de hombres viciosos, tus hijos habitan en la tierra seguros y en paz.  
19 19 El sol nunca más te servirá de luz para el día, ni el resplandor de la luna te alumbrará, sino que Jehová te será por luz perpetua, y el Dios tuyo por tu gloria. 
Tu gozo, tu fuerza, tu ánimo ya no dependen de factores externos. Has aprendido a caminar en el poder de Dios, en la autoridad de su Nombre, tus emociones están bajo control, la Palabra de Dios es lámpara a tus pies, y lumbrera a tu camino. Tu fe se ha afirmado en la verdad y el amor de Dios. Has alcanzado la madurez y equilibrio en todas las áreas de tu vida. 
20. 20 No se pondrá jamás tu sol, ni menguará tu luna; porque Jehová te será por luz perpetua, y los días de tu luto serán acabados. 
Tus bendiciones no tienen tiempo de expiración actualmente, tu estabilidad económica, espiritual y emocional te permiten alegrarte de haber creído y hecho a Jesús el Señor de tu vida. Eres feliz de tenerlo en tu corazón y de ser un hijo de Dios. Te sientes tan bendecido que tu vida irradia dicha, bienestar y contentamiento. 
21. 21 Y tu pueblo, todos ellos serán justos, para siempre heredarán la tierra; renuevos de mi plantío, obra de mis manos, para glorificarme. 
Eres un aprobado por Dios, y Él bendice tu casa, tu pueblo, tu gente y todos vienen a la salvación. Hay avivamiento en tu tierra. Dios es glorificado en todo. Tu gozo es completo.  
22. 22 El pequeño vendrá a ser mil, el menor, un pueblo fuerte. Yo Jehová, a su tiempo haré que esto sea cumplido pronto. 
Tus hijos espirituales son como las estrellas del cielo, Dios te multiplica en discípulos, te convierte en un pueblo grande, fuerte, temido y respetado. Las gentes ven que Dios te ha enaltecido con abundantes frutos, y te sirven. 
Dios hará todo esto, Él se glorificará en tu vida, tu familia, y tu ministerio. Todas estas bendiciones te alcanzarán, serán tuyas para la gloria de su Nombre.

Jorge Arévalo
GRANDES PROMESAS DE RESTUARACIÓN Y JÚBILO
Serie: “Versículos y pasajes edificantes de la Biblia”

Comentarios