LAS POLÍTICAS JUVENILES DE INCLUSIÓN SOCIAL

La situación de algunos jóvenes en vulnerabilidad en el país nos lleva a pensar en una nueva política juvenil, la de la inclusión social. En esta política se plantea impulsar acciones de atención, prevención y reinserción de ser necesario. Deben ser incluidos en esta categoría aquellos jóvenes que tienen habilidades diferentes, aquellos que son afectados por la violencia, aquellos que están en conflicto con la ley penal, y aquellos que presentan conductas delictivas, entre otros.

Por muchos años a través de mi asociación desarrollo juvenil (adj), he orientado acciones mayormente en el tema de la prevención para grupos específicos de jóvenes en conflicto con la ley penal, y aquellos que presentan conductas delictivas, porque por lo general son los más difíciles de tratar y causan mayor zozobra en la población, tales como las pandillas de los “mashacuris”, “verracos” y “lagartos” en Iquitos, “los huracanes” de la U y “los aliados” del alianza en Chorrillos y los grupos escolares violentos de colegios que se consideran rivales como el Eguren con el Arnaez y el Reino de España con el Nicanor Rivera en Barranco.


¿Cuáles serían las mejores propuestas para estos grupos de violencia en conflicto con la ley penal, y aquellos que presentan conductas delictivas?
Proponemos un acercamiento a estos grupos y a sus líderes. Las propuestas para estos grupos deben ser variadas, entre programas de empleo, educación, salud y participación y añadiría los programas espirituales de las iglesias donde reciban mayor atención, amor, consejería, y las oportunidades de ser parte de programas saludables donde se divierten de otra manera sin necesidad de acudir al alcohol, tabaco o que sus reuniones terminen en grescas. 
Entre los programas variados a ofrecerles pueden estar: 

Empleo: 
“Jóvenes Productivos”
Bolsa de Trabajo Juvenil
Programa “Chambita Joven” (Creamos un piloto de este programa en la Municipalidad de Barranco hace algunos años)

Educación (Capacitaciones)
Cetpro (Centros en Educación Técnico Productivo), por lo general están instalados en todos los distritos y ciudades del Perú y ofrecen muchas carreras técnicas desde Computación, Diseño Gráfico, Confecciones, Calzados, Gastronomía nacional e internacional, entre otros. A través de los gobiernos locales, o algunas instituciones sociales se pueden realizar convenios con estos centros de capacitación y gestionar las becas de capacitación gratuita para los jóvenes. 
Pronabec (Programa de becas y créditos educativos)
Servicio militar voluntario (los jóvenes que accedan a este servicio ahora tienen muchas más ventajas que antes, como por ejemplo, pueden ingresar a institutos de educación superior, al Tecnológico Público Aeronáutico (ESOFA) aún antes de culminar su servicio,  y otros como el ingreso a la Policía Nacional del Perú (PNP), y programa Beca 18. Con una buena asesoría los jóvenes podrían aprovechar mejor estas ventajas del servicio militar.

Salud Mental
Servicios diferenciados (Los jóvenes en conflicto con la ley penal y los que presentan conductas delictivas pueden recibir la ayuda psicológica y consejería a través de programas del Ministerio de salud como los servicios diferenciados). 
Programas de consejería espiritual y orientación proporcionados por las iglesias del distrito. 
Programas de deportes y recreación ofrecidos por las asociaciones juveniles, clubes deportivos
Talleres de verano (música, danzas, teatro, otros)
Charlas preventivas, seminarios, cursos a través de la subgerencia de juventudes de los municipios
Programas de animación socio – culturales (asc)
Talleres de habilidades sociales

Participación
Aquí en este espacio proponemos la implementación de una escuela de líderes. Tenemos una experiencia exitosa en esta área, con jóvenes egurinos que eran parte de una lista negra del colegio. Sumaban como 40 chicos listos para ser expulsados. Aún recuerdo a la directora angustiada por esta situación presentada en su plantel. Los insertamos a todos en la escuela de liderazgo y durante tres meses les motivamos al emprendimiento, a un proyecto de vida productiva, les llevamos a algunas conferencias internacionales en Universidades prestigiosas de Lima, y les ayudamos en su sociabilización con encuentros de fulbito de la paz y paseos de convivencia pacífica. El resultado fue maravilloso. De pandilleros a líderes. Esta experiencia ganó un premio concedido por la Ugel 07 de Lima, y fue parte de esta experiencia la actual directora del colegio Maria Teresa Vicente. 
Sí se puede

Jorge Arévalo
LAS POLÍTICAS JUVENILES DE INCLUSIÓN SOCIAL
Serie: Gestión Pública Juvenil

Comentarios