POLÍTICAS JUVENILES DE EDUCACIÓN


En cuanto a los programas de educación para los jóvenes la norma dice que se tiene que asegurar una educación y formación para el trabajo que es lo que vimos en el capítulo anterior. Pero deseo añadir dos aspectos básicos más no contemplados en la ley de juventudes y que no están relacionados al empleo, sino propiamente a la formación en valores y la presencia de la familia.
En mis continuas intervenciones con los jóvenes para prevenir el pandillaje y todo tipo de violencia entre pares, he estado acercándome a escuelas públicas con esta clase de incidencias (por ejemplo: Eguren – Arnaez , Nicanor Rivera  - Reino de España que son colegios de Barranco,  Alfonso Ugarte – Melitón Carbajal, colegios pertenecientes a Lima y otros más), buscando reforzar el aspecto humano y el desarrollo personal de los chicos/as, dentro del marco de las políticas juveniles de educación.

En este esfuerzo ejecutamos algunos programas no relacionados con los Ministerios sino como parte del trabajo de asociaciones privadas como el mío (asociación desarrollo juvenil y prevención de la violencia). Los programas que implementamos son:

1.      ALTO AL BULLYING.
Se ejecuta en las escuelas entre las secciones de 5to. y 6to de primaria y 1ro a 2do de secundaria.  La idea es prevenir la violencia juvenil desde que son púber y adolescentes y generar conciencia sobre el valor del respeto y la sana convivencia entre compañeros.

2.      PROGRAMA CONSECUENCIAS.
Se ejecuta más con estudiantes de 3ro al 5to de Secundaria. En este programa buscamos sensibilizar el corazón de los adolescentes sobre el futuro de sus vidas y advertirles sobre el peligro de insertarse en el pandillaje y drogas, barras bravas o el sicariato. Generalmente solicitamos nos den las horas de tutoría para este trabajo para no perjudicar las clases cognitivas de los profesores.

3.      ESCUELA DE LÍDERES
Hemos desarrollado un programa piloto de liderazgo en el colegio Eguren de Barranco con la grata satisfacción de haber ganado el concurso de logros a nivel de Ugel 07, experiencia muy gratificadora puesto que los participantes seleccionados para este programa fueron todos los que estaban incluidos en una lista negra del colegio (para ser expulsados por su mala conducta), y  a través de la escuela de líderes sus habilidades y energía para el mando que estaban empleándolos para el mal fueron encausados para el lado positivo de sus vidas y a realizar acciones de bien en su propio plantel.

4.      CONSEJERÍA U ORIENTACIÓN
Los adolescentes de los colegios por lo general carecen de la parte afectiva, y están necesitados de que alguien les escuche. Muchos presentan problemas emocionales serios como depresión, ira, resentimiento con los padres, abusos sexuales, o asuntos sentimentales como enamoramiento y noviazgo, aspectos en los que requieren orientación y consejo.

5.      ESCUELA PARA PADRES
Podrás preguntarte que hace un programa para padres inserto dentro de las políticas juveniles de educación, pero te diré que los problemas que los jóvenes presentan en las escuelas y en la calle están muy relacionados con la forma en que los padres los crían en casa. Una crianza demasiada estricta, o muy indulgente traen resultados negativos en la forma de ser de los hijos. Por tal razón es que instamos a los directivos de la escuela a programar las charlas para los padres donde intervenimos para hablar de estos temas. Y con gran satisfacción puedo decirles que abarcar los problemas de los jóvenes desde el accionar de los padres nos ha dado excelentes resultados en la prevención de la violencia dentro y fuera de las escuelas.

6.      INCENTIVO AL DEPORTE Y LA RECREACIÓN
Finalmente contribuimos con programas de deportes y recreación para los chicos. Nos aliamos con el municipio escolar para la organización de olimpiadas de fulbito de la paz y luego premiamos su participación llevándoles de paseo a un club de Chosica con el propósito de fortalecer sus relaciones inter personales y practiquen una sana convivencia. 
Y todo esto sin el apoyo de los funcionarios del gobierno locales o nacionales que por lo general están tan desinteresados en los verdaderos problemas del distrito o del país y parecen estar más concentrados en cómo aprovechar la oportunidad que les ha dado la vida de ponerles frente a la mira de oro que representan los presupuestos de las instituciones públicas y el tráfico de influencias.


Jorge Arévalo
Políticas juveniles de educación
Serie: Gestión Pública Juvenil

Comentarios