¿QUIÉN SALVA A LA JUVENTUD?


El Instituto Nacional  de Estadística e Informática - INEI dio a conocer que al 30 de junio de 2015, la población joven entre el rango de edad de 15 y 29 años, en el Perú, asciende a  8,334,053 mil, que representa el 27% del total de la población, sin duda alguno, un gran número.
Los jóvenes son el motor de la sociedad, son la fuerza que impulsa los destinos del país en todas las áreas, ellos más que nadie requieren contar con espacios y políticas de sociabilización sana como el deporte y el entretenimiento, con mayores oportunidades para el estudio y el trabajo, con mayor participación en las organizaciones de índole político o religioso ya que no desean ser considerados parte de las estadísticas, están reclamando ser los protagonistas del cambio, ansían liderar esta generación, tienen sueños, determinación y fuerza. Al no darles la importancia que se merecen se frustran y empiezan a canalizar toda esa energía de lucha y conquista hacia lo negativo generando de esta manera uno de los principales problemas del país como lo es la inseguridad ciudadana.

Según Barómetro de las Américas 2017, el Perú es el segundo país con las cifras más altas de inseguridad, superado sólo por Venezuela. Los delitos como hurto de celulares, carteras, robos con armas, están a la orden del día. Todas las encuestas sobre los problemas más importantes del país apuntan a la delincuencia como el inconveniente número 1, seguido de la corrupción. La población demanda acciones y esto pasa por atender básicamente el sector juvenil del país. El gobierno pasado invirtió 400 millones de soles en la compra del franco de los policías para asegurar el patrullaje a pie en el país, como estrategia para enfrentar la delincuencia, pero los resultados no han variado. Y esto porque no se da atención a las demandas de los jóvenes.
El Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (Iedep) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL) informó que al 2017 el país registró el número de 1,4 millones entre 15-19 años de edad, que no estudian ni trabajan. Son los que los conocemos como jóvenes ninis. Y esto representa el total de 19,2 % de la población juvenil del país. Esto es catastrófico. ¿Cuándo saldremos de esta situación?. ¿Cuándo aparecerán aquellos líderes políticos del país que entren a la función pública por vocación verdadera de servicio y no por intereses ambiciosos de hacerse ricos a la manera ilícita? Creo que aún estamos lejos de este ideal. Porque la realidad de las cifras dicen lo contrario.

Según un informe de la Procuraduría Anticorrupción , de los 1841 alcaldes que cumplen funciones a nivel nacional, 1699 (92%) están siendo investigados por peculado de uso, malversación de fondos , negociación incompatible y colusión. Pero lo que sorprende más es que pese a las múltiples denuncias que pesan sobre éstos, más del 50% de los que están investigados han postulado a la reelección, sin que haya nadie que los sancione.
Todo esto indudablemente afecta a los jóvenes del país quienes esperan de sus líderes transparencia en el manejo de los recursos, capacidad para elaborar programas que los beneficien. Esto sumado a los problemas del hogar como la ausencia del padre, o el mal ejemplo de los mismos al ser los primeros generadores de la violencia dentro de la familia, escuelas que no le dan importancia a las horas de tutoría, iglesias que no conceden espacios de desarrollo espiritual y moral, empresarios que no cuentan con sensibilidad social, todos estos factores hacen que la mayoría de los jóvenes se sientan cada vez más solos y desamparados.

¿Quién salva a la juventud?

Jorge Arévalo
FALTA DE ACCIONES PARA LA PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA JUVENIL
Serie: Gestión de Políticas Juveniles.  

Comentarios

  1. El futuro del país es la juventud mi querido José tienes que Aprovechar Saludos y cariños

    ResponderEliminar
  2. Ahora no mañana siii pero si quieres te espero estas cerca y me gustaría mucho verte después de muchas lunas mi querido José

    ResponderEliminar

Publicar un comentario