PROGRAMA “CONSECUENCIAS”


“Consecuencias”, es un programa de la Asociación Desarrollo Juvenil y Prevención de la Violencia (ADJ) que por muchos años viene pidiendo a los directivos de las escuelas aprovechar las horas de tutoría para hacer las sensibilizaciones a los jóvenes a través de charlas y talleres  en los siguientes temas: 
·         Alto al bullying
·         No al pandillaje
·         Dile No a las drogas 
·         El alcohol y sus consecuencias
·         No fumes más
·         Cuidado con el SIDA

Finalidad del programa
El programa “Consecuencias”,  tiene como fin orientar al joven escolar a evitar adicciones  y malas asociaciones escolares o de barrio y desarrollar un proyecto de vida acorde a su vocación. Esta orientación va reforzada también con otros programas como consejería, paseos y deporte donde encuentra la oportunidad de recibir un buen trato y afecto por medio de la participación.

Duración del programa
Dos horas a la semana y durante tres meses continuo de sensibilización

Características de los intervenidos
Adolescentes de 3ro hasta 5to de Secundaria
Y primarios de 4to a 5to.

Resultados esperados
Se espera que los chicos recuperen la confianza en sí mismos y fortalezcan su fe para salir adelante a pesar de las circunstancias negativas por la que puedan estar atravesando en el hogar. La idea es volverles fuertes y resilientes a las debilidades de sus padres y que en el futuro no repitan el mismo patrón negativo de ellos. Y a esto agregamos que se vuelvan soñadores de sí mismos y puedan verse convertidos en excelentes profesionales en el campo que escojan.

Una anécdota
Hace un tiempo estando caminando por una de las calles de mi distrito, una madre que no recordaba, reconociéndome me dio un fuerte abrazo y con lágrimas en los ojos me dijo: “Gracias sr. Arévalo, en algún momento tenía que encontrarle para manifestarle mi gratitud”.  Y añadió: “Mi hijo estaba empezando a consumir drogas, y salía con malos amigos, me robaba los pocos soles que guardaba en casa y salía a comprar su vicio, hasta que empezó a escucharle a usted en las charlas que daba en su colegio y entonces él recapacitó y decidió dejar las drogas. Cuando terminó el colegio se puso a trabajar y estudiar, se volvió responsable y me apoyaba. Hoy mi hijo está a punto de graduarse de la carrera de Derecho y es un excelente muchacho, estoy muy orgullosa de lo que ha logrado, es mi único hijo”. 
Testimonios como la de esta madre hay cientos. Creo que si existe un tiempo en que podemos contribuir a la humanidad es ahora. Insto a los líderes locales, religiosos, políticos y vecinos preocupados a participar de programas de voluntariado en la comunidad, para dar lo mejor de sí a jóvenes que carecen de la figura de un padre. Que en la práctica crecen solos y requieren de orientación.   
Servir debe ser una pasión y no una conveniencia.  Servir a nuestro prójimo debe ser el propósito de nuestra vida. El apóstol Pablo dice en la Biblia:  
“En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir” (Hechos 20:35)


Jorge Arévalo
PROGRAMA DE PREVENCIÓN “CONSECUENCIAS”
Serie: Gestión Pública de Juventudes”

Comentarios