LA IMPORTANCIA DE UN LIDERAZGO POLÍTICO INTELIGENTE B


El carácter del líder

Probablemente conozcas muchos líderes con gran carisma, pero que carecen de carácter. El fundamento del liderazgo es el carácter no el carisma personal. El verdadero liderazgo nos dice el pastor Rick Warren, nada tiene que ver con la posesión de una personalidad encantadora, una gran sonrisa o una voz de terciopelo, pero sí tiene que ver con el carácter y credibilidad. Otro predicador americano, del siglo XIX, el Dr. D.L. Moddy dijo: “El carácter es lo que somos en medio de la oscuridad, cuando nadie nos está mirando”.
En el capítulo sobre “El negociazo: ¿Una buena razón para ser político?”, traté sobre el caso de Carlos Moreno, ex consejero del Presidente Kuczynski en temas de salud quién dijo que fue chuponeado en Palacio de Gobierno, y que en un audio se escucha el registro de una de sus conversaciones hablando de un negociazo, y de una mina ahora disponible para él y sus compinches: “Es el negociazo, yo tengo la gente que lo haga, tengo los pacientes”. “Esa es nuestra mina. No sabes la cantidad de plata que vamos a ganar”. Muy lamentable de verdad, que falta de carácter la de este político.

También se conoce de candidatos a alcaldías que ganan elecciones y casi inmediatamente de comenzado su gestión se delatan, el interés nunca fue el servicio ciudadano sino el explotar lo máximo esa mina encontrada en las obras municipales, licencias de construcción mal autorizadas y otros. Liderazgo señores es carácter y carácter es integridad, para no terminar de una triste manera.

Aconsejaba a un candidato al Congreso en las elecciones pasadas que si ganaba la elección no se valiera de los lobbys, o leyes sacados para beneficio personal. Que se conformara con su sueldo (comparando con lo que reciben los profesores), pero que aplicara a sus ingresos las reglas de prosperidad de John Wesley. El reformador enseñó: “Gana lo más que puedas, ahorra lo más que puedas, y da lo más que puedas”.
·         Gana lo más que puedas, quiere decir, que a través del trabajo esforzado e inteligente el individuo genere mayores ingresos. Se aconseja añadir al trabajo dependiente un negocio propio) utilizando las horas libres que quedan para la generación de nuevos ingresos.
·         Ahorra lo más que puedas significa que los nuevos ingresos que se generen deberán ser para el ahorro. Los ahorros nos sirven como fondos de contingencia ante una eventual emergencia, también como previsión para la vejez, pero sobre todo para invertir en la creación de nuevos negocios o en la adquisición de nuevas máquinas y herramientas que posibiliten el aumento de la productividad del trabajo.
·         Dar lo más que puedas, se entiende como proveer con generosidad a los padres, servir con programas de emprendimiento o de préstamos sin interés para los pobres y los necesitados. El Proverbios bíblico dice: “A Jehová presta el que da al pobre, Y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar” (Proverbios 19:17). El generoso siempre prospera. Es una ley espiritual. Dar también implica volver a invertir lo ganado.

Volvemos al tema del carácter del líder y de su integridad. Se lee del profeta Samuel en la Biblia que juzgó y gobernó Israel por el tiempo de 47 años, siendo ya viejo, este hombre hizo una rendición de cuentas de su servicio público dirigiéndose a los ciudadanos con estas palabras:
“Aquí estoy; atestiguad contra mí delante de Jehová y delante de su ungido, si he tomado el buey de alguno, si he tomado el asno de alguno, si he calumniado a alguien, si he agraviado a alguno, o si de alguien he tomado cohecho para cegar mis ojos con él; y os lo restituiré” (1 Samuel 12:3).
Nota que en uno de los puntos declara: “… si de alguien he tomado cohecho…”.
Hoy conocemos una larga lista de políticos que serán sentenciados por cohecho al final de su mandato. El cohecho se define como un delito que implica la entrega de un soborno para corromper a alguien y obtener un favor de su parte. Esta “dádiva”, se puede concretar con dinero y regalos. El dinero es entregado al funcionario público para que éste concrete u omita una acción. Que tan familiar nos suena esta acción.
La ley de Dios entregada a Moisés para el pueblo de Israel afirma: "no recibirás presente; porque el presente ciega a los que ven, y pervierte las palabras de los justos", (Éxodo 23:8)

Jorge Arévalo
La importancia de un liderazgo político inteligente Parte II
Serie: Liderazgo Político y ética.

Comentarios