EL ARTE DE CITAR TEXTOS



Winston Churchill hablando de recitar citas afirmó: 
"Las citas, cuando quedan esculpidas en nuestra memoria, nos
sugieren pensamientos originales; además, despiertan en nosotros
el  deseo de leer a los autores de los cuales han sido tomadas."
De igual manera un compatriota suyo el escritor Benjamín Disraelí hablando del arte de citar textos se refirió: 
"El arte de citar textos exige en la práctica mayor habilidad de cuanto
pueda creer quien no ve otra cosa, en la cita, que un extracto."
Las citas o frases enriquecen el discurso, le dan profundidad. De acuerdo a la idea o el tema se recomienda buscar citas, recitarlas, sacar de ellas principios o pensamientos que hagan reflexionar a la audiencia y lo lleven a aplicar en sus vidas. 
El apóstol Pablo usó citas en su discurso a los atenientes, de acuerdo a su público citó a dos importantes filósofos y poetas griegos: Epiménides  de Cnosos, y Fenómenos de Arato: 
“Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos”  y “Porque linaje suyo somos”.
Por esta razón, he recopilado 18 frases y citas más importantes de Demóstenes, el primer gran orador de nuestra lista, que pueden serte de utilidad cuando prepares un tema. Disfrútalo:

1.      Las oportunidades pequeñas son el principio de las grandes empresas.
2.      Los grandes sucesos dependen de incidentes pequeños.
3.      Si quieres ser feliz enteramente solo, jamás lo conseguirás.
4.      Estás al descubierto en tu vida y en tu conducta, en tus actuaciones públicas y en tus abstinencias.
5.      Haz que tus familiares te reverencien más que te teman, pues el amor sigue a la reverencia, más el odio al temor.
6.      El hombre que piensa que debe su nacimiento sólo a sus padres esperará hasta que llegue su natural y destinado final; el que es hijo de su nación está dispuesto a morir antes que verla esclavizada, y vigilará esos agravios e indignidades, que en la sujeción al bien común se ve impulsado a soportar, como más aterradores que la propia muerte.
7.      Sólo pensad: en el momento en que este tribunal se levante, cada uno de ustedes andará a casa, unos más rápido, otros con más calma, sin ansiedad, sin mirar por encima del hombro, sin miedo a que él vaya a ir corriendo contra un amigo o enemigo, un hombre grande o uno pequeño, fuerte o débil, o nada por el estilo. ¿Y por qué? Porque en su corazón conoce y confía, y ha aprendido a confiar en el Estado, en que nadie le acosará o insultará o agredirá.
8.      Cuando una batalla está perdida, solo los que han huido pueden combatir en otra.
10.  Necesitamos dinero, sin dinero nada de lo que debería ser hecho podrá hacerse.
11.  Un rico sin liberalidad es como un árbol sin frutos
13.  ¿Por qué creemos lo que creemos?
14.  Estamos dispuestos a creer aquello que anhelamos.
15.  No hay nada más fácil que el autoengaño. Ya que lo que desea cada hombre es lo primero que cree.
17.   “Jamás debe borrarse el beneficio recibido de la memoria del que lo recibió; pero el que lo hizo debe, a su vez, olvidarlo; si el uno ha de mostrarse agradecido, el otro tiene que ser generoso. Divulgar jactanciosamente los favores, es casi echarlos en cara.”
18.  El que no hace un esfuerzo para ayudarse a sí mismo, no tiene derecho a solicitar ayuda a los demás



Jorge Arévalo
EL ARTE DE CITAR TEXTOS
Serie: Grandes oradores de la historia

Comentarios