68 FRASES DE TOMÁS AQUINO




1.      La predicación se basa principalmente en lo virtuoso, posteriormente en lo agradable, y finalmente en lo útil. 

2.      El bien puede existir sin el mal, mientras que el mal no puede existir sin el bien

3.      El estudioso es el que lleva a los demás a lo que él ha comprendido: la verdad

4.      Existen bienes particulares que no poseen relación necesaria con la felicidad, ya que sin ellos uno puede ser feliz. A tales bienes no se adhiere la voluntad necesariamente

5.      Si el objetivo más alto de un capitán fuera preservar su barco, lo mantendría en el puerto por siempre.

6.      Jesucristo es la imagen de Dios en lo humano

7.      Cada hombre tiene que inventar su camino

8.      Tratad a los demás como deseáis que los demás os traten a vosotros

9.      Dios, que es acto puro y no tiene nada de potencialidad, tiene un poder activo infinito sobre las demás cosas

10.  El verdadero amor crece con las dificultades; el falso, se apaga. Por experiencia sabemos que, cuando soportamos pruebas difíciles por alguien a quien queremos, no se derrumba el amor, sino que crece

11.  El verdadero maestro es aquel que ayuda al alumno a alcanzar la perfección de la ciencia

12.  El maestro que se limita a responder un problema solamente con argumentos (citando autores) deja al discípulo con la cabeza vacía

13.  Teme al hombre de un solo libro.

14.  Es evidente que existe la verdad. Porque el que niega que existe la verdad, conoce que la verdad existe. Si, pues, no existe la verdad, es verdad que la verdad no existe.

15.  El pecado ofende a Dios lo que perjudica al hombre.

16.  Un ser humano tiene libertad de elección en la medida en que es racional.

17.  El alma se conoce por sus actos.

18.  La raíz de la libertad se encuentra en la razón. No hay libertad sino en la verdad

19.  Las mujeres pueden adornarse lícitamente para conservar la elegancia de su estado, e incluso añadir algo para agradar a sus maridos

20.  Justicia sin misericordia es crueldad y misericordia sin justicia genera disolución.

21.  Es preciso admitir algo que sea absolutamente necesario, cuya causa de su necesidad no esté en otro, sino que él sea causa de la necesidad de los demás. Todos le dicen Dios

22.  Vivir es más perfecto que ser, y saber es más perfecto que vivir

23.  Lo que se recibe se recibe al modo del recipiente

24.  A aquel que tiene fe, ninguna explicación le es necesaria. Para uno sin fe, ninguna explicación es posible

25.  Solamente es Dios el que crea. El hombre simplemente reorganiza.

26.  La esencia del amor es hacerse amigo de Dios, en tanto que Él es feliz y la fuente de la felicidad.

27.  En esto consiste propiamente amar a alguien: querer para él el bien. Por eso, en aquello que alguien ama, quiere un bien para sí mismo.

28.  La inconstancia es un pecado especial de la prudencia.

29.  El amor conduce a la felicidad. Sólo a los que lo tienen se les promete la bienaventuranza eterna. Y sin él, todo lo demás resulta insuficiente.

30.  Todos los hombres por naturaleza desean saber.

31.  El amor ocupa el sitio que el conocimiento deja.

32.  La existencia de Dios es evidente en sí misma, pero no para nosotros, por tanto, debe demostrarse.

33.  Ley mala, ley nula.

34.  En sí misma la misericordia es la más grande de las virtudes, ya que a ella pertenece volcarse en otros y, más aún, socorrer sus carencias.

35.  La espiritualidad cristiana no tiene más norma que la de seguir a Cristo maestro.

36.  El amor no es una pasión, porque ninguna virtud es pasión, y todo amor es cierta virtud.

37.  La tristeza puede ser aliviada por una buena siesta, un baño, y una copa de vino.

38.  La prueba del artista no reposa sobre la avidez con el que va a trabajar, sino en la excelencia del trabajo que produce. 

39.  El hombre no puede vivir sin alegría. Por lo tanto, cuando es privado de las verdaderas alegrías espirituales, se vuelve adicto a los placeres carnales. 

40.  El que ama sale de su interior y se traslada al del amado en cuanto que quiere su bien y se entrega por conseguirlo, como si fuera para sí mismo.

41.  No hay nada en esta tierra que deba ser más apreciado que una amistad verdadera.

42.  Es posible demostrar la existencia de Dios, aunque no a priori, sino a posteriori, a través de sus actos, los cuáles son más factibles para nosotros.

43.  Prefiero sentir la compasión antes que conocer su significado. Prefiero actuar con compasión, que pensar en la ventaja personal. 

44.  La verdad de nuestra fe se convierte en ridícula para los infieles cuando cualquier católico, no dotado con el suficiente conocimiento científico, presenta como dogma lo que el escrutinio científico ha demostrado ser falso. 

45.  El estudio de la verdad requiere de un esfuerzo considerable. Es por esto que muy pocos están dispuestos a hacerlo solamente por el amor al conocimiento, a pesar de que Dios ha implantado un apetito natural por tal conocimiento en la mente de los hombres.

46.  Los tiempos nunca son lo suficiente malos como para que un buen hombre no pueda vivir en ellos.

47.  Por naturaleza, todos los hombres son iguales en libertades, pero no en otras cualidades. 

48.  El miedo es un sentimiento tan poderoso en los humanos, que cuando dejamos que se apodere de nosotros, provoca que la compasión brote desde nuestros corazones.

49.  El gesto más bondadoso que alguien puede extenderle a otra persona es guiarla del error a la verdad.

50.  Uno no puede utilizar una acción mala para aludir a una buena intención. 

51.  El alma se perfecciona por medio del conocimiento y la virtud. 

52.  Si puedes vivir en medio de la injusticia sin sentir enojo, entonces eres tanto inmoral como injusto.

53.  Mientras que la injusticia resulta ser el peor de los pecados, la desesperanza es el más peligroso, porque cuando estamos desesperanzados, no nos importan ni los otros, ni nosotros mismos. 

54.  Si para entonces, buscas el camino que deberías de tomar, opta por Jesucristo, ya que Él mismo es el camino.

55.  ¿Cómo podemos vivir en armonía? Primero necesitamos saber si todos estamos irremediablemente enamorados del mismo Dios. 

56.  El amor es una fuerza vinculante, en la cual otro está unido a mí, y es atesorado por mí.

57.  Dado que no podemos saber lo que es Dios, más solo lo que no es Él, no podemos pensar acerca de cómo es Él, sino solo en cómo no es. 

58.  En la vida del cuerpo de un hombre, algunas veces este se enferma, y a menos que tome medicina, este morirá. De igual manera ocurre en la vida espiritual de un hombre, la cual enferma con el pecado.

59.  Es un requisito para la relajación de la mente el hacer uso, de vez en cuando, de las bromas y los actos lúdicos. 

60.  Tres cosas son necesarias para lograr la salvación de un hombre: saber qué es lo que debe de creer, saber qué es lo que debe de desear, y saber qué es lo que debe de hacer. 

61.  El pretender que los ángeles no existen porque son invisibles es como creer que nunca dormimos porque no nos vemos dormir. 

62.  El lograr la paz consigo mismo o entre los demás, muestra que un hombre es seguidor de Dios. 

63.  El asombro es el apetito de conocimiento.

64.  Concédeme, oh Señor mi Dios, una mente para conocerte, un corazón para buscarte, sabiduría para encontrarte, una conducta de tu agrado, una perseverancia devota para esperarte y la esperanza para finalmente aceptarte.

65.  Nada que se haya creado ha sido capaz de llenar el corazón de un hombre. Dios solamente es capaz de llenarlo infinitamente.

66.  Todo lo contrario a un acto de virtud, es un pecado. Además, la guerra es contraria a la paz. Por consiguiente, la guerra siempre es un pecado.

67.  La amistad es la fuente de los más grandes placeres, y sin amigos, incluso las búsquedas más apasionantes se convierten en tediosas. 

68.  No todo lo que sea más difícil es más meritorio.

Comentarios