ORATORIA Y LIDERAZGO


En el mundo existieron líderes que impactaron y transformaron el mundo como reyes y venerados de Mesopotamia: Nabucodonosor rey de babilonia, el de los jardines colgantes, Ciro rey de Persa, David el dulce cantor de Israel y Jesús de Nazaret, el Mesías, Salvador de la humanidad.

Griegos como Pericles, Alejandro Magno. Romanos como Julio César, Marco Aurelio, Constantino. Galos como Carlomagno. Ingleses como Oliver Cromwell, William Churchill. Americanos como Benjamín Franklin y Tomás Jefferson.

Pero también existieron líderes que influenciaron tremendamente no por su posición de liderazgo sino por lo que inspiraron como son los casos de la Princesa Diana de Inglaterra y la Madre María Teresa de Calcuta por todos conocidos, considerados los líderes de influencia más grandes del siglo XX.

El mejor liderazgo
El mejor liderazgo nos demuestra John Maxwell, gurú del liderazgo mundial, es uno que inspira no que provoca temor. Uno al que se le obedece por respeto y amor y no por miedo. Si estás en una posición de liderazgo recuerda esta frase: “EL MEJOR LIDERAZGO ES QUE INSPIRA”
Y el liderazgo que inspira muestra ciertas características loables, agradables como: 
·         Enseña
·         Tiene vocación de servicio
·         Es humilde

Liderazgo de posición
En contraste al liderazgo que inspira está el que hace valer su autoridad sólo por su posición. Este presenta ciertos rasgos: 
      Entiende poco a la gente
      Carece de imaginación
      Le echa la culpa al otro
      Monta en cólera
      No corre riesgos
      Es inflexible
      No tiene espíritu de grupo
      Y se resiste al cambio

Diferencias entre jefe y líder según Maxwell:
El liderazgo de posición generalmente falla también en la manera en cómo conduce su grupo u organización. Hay una diferencia entre la actitud de uno con un espíritu de jefe y otro con la actitud de uno que inspira. Las diferencias son: 
      El jefe maneja a sus trabajadores. El líder los capacita.
      El jefe depende de su autoridad de su posición. El líder, de la buena voluntad.
      El jefe inspira temor. El líder inspira entusiasmo.
      El jefe dice «yo». El líder dice: «nosotros».
      El jefe arregla la culpa por el fracaso. El líder arregla el fracaso.
      El jefe sabe cómo se hace. El líder muestra cómo se hace.
      El jefe dice “vayan”. El líder dice “¡vamos!”.

Oratoria, que es
La oratoria es el arte de hablar en público. Es una habilidad necesaria que se requiere para transmitir con eficacia la verdad. Con una buena oratoria, sana y apasionada se lograron salvar ciudades, ganar batallas, y conseguir buenos fines.  Hoy en día la oratoria no tiene la prestancia de antes porque se prefiere sólo la escritura a la elocuencia, como puede ser el caso de los abogados defensores.

El buen orador: 
·         Informa bien
·         Argumenta sólidamente
·         Hace presente la fuente que utiliza
·         Transmite credibilidad

Ejemplos de buenos oradores antiguos son Diógenes, Cicerón, Agustín de Hipona, Tomás de Aquino, Savonarola. Tengo un libro escrito sobre estos grandes personajes.

Mal orador
El mal orador en cambio, como los sofistas de la antigüedad sólo utilizan la oratoria para conseguir sus fines no importando si estos son malévolos. “El fin justifica los medios”. Por lo tanto: 
·         Miente
·         Manipula
·         Elude a propósito puntos verdaderos

Las reglas de la oratoria
A tener en cuenta: 
·         Posición Inicial
·         Postura corporal
·         Contacto visual. Los expertos en el arte recomiendan: Saludar al público mirándole a los ojos, mirar rostros concretos, individualizar los momentos de silencio, abarcar con la mirada toda la sala, cuando alguien formula una pregunta se le mira, y cuando se responde se mira a toda la audiencia. 
·         Movimiento de manos
·         Movimiento en escena
·         Evitar llevar consigo elementos distractores como objetos o vestidos muy llamativos.
·         Muletillas
·         Intervención con el público (Dar oportunidad al público que participe con preguntas)

Jorge Arévalo
Liderazgo y oratoria

Comentarios