LA SABIDURIA DEL LIBRO DE SANTIAGO


Santiago es la carta de sabiduría para los cristianos de todas las edades equivalente a la sabiduría de los proverbios de las Escrituras del Antiguo Testamento. Es sabiduría práctica, abarca varios temas que nos da pautas de cómo vivir una buena vida, evitando el conflicto, fortaleciendo nuestras relaciones interpersonales y depositando nuestra confianza en Dios que nos da la paz, el gozo y la victoria en medio de las pruebas. Veámoslo un poco más en detalle:

1.      La sabiduría y el gozo
Santiago 1:2-18
El sumo gozo en medio del calor de la prueba se hace efectivo por medio de la paciencia. La paciencia es la esencia de la sabiduría.
“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna”

2.      La sabiduría y la obediencia
Santiago 1:19-2:26
Santiago relaciona la sabiduría con la fe y la obediencia. Te dice “Muéstrame tu fe por tus obras”, y  apela a una obediencia práctica, cotidiana y no meramente espiritual. Esta apelación tiene que ver con poner en práctica los principios de la ley de Dios como el dar a los pobres, poner atención a las viudas, tratar al pobre y al rico con igualdad, sin favoritismos. 
Santiago nos dice que el diablo también cree aunque su creencia es sólo intelectual porque no obedece. La sabiduría está en poner por obra los principios de la Palabra de Dios. 
“Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos”

3.      La sabiduría y la paz
Santiago 3:1-4:12
Santiago menciona tres temas asociados a la sabiduría y la paz.
·         En primer lugar, la lengua 
La lengua o las palabras habladas con sabiduría son importantes para todas nuestras relaciones con nuestros semejantes. Para evitar los conflictos personales u organizacionales debemos de aprender a controlarla. 
La lengua es un pequeño miembro de nuestro cuerpo pero que se jacta de grandes cosas. Proverbios habla mucho de ella y nos da la clave en cómo utilizarla de manera que edifique y no destruya.

·         Segundo, la confianza en la sabiduría de las Escrituras
La sabiduría viene de Dios y está en las Escrituras, aunque también Dios la ha puesto en nosotros mismos, en nuestros corazones y experiencia. En cuanto a la ley de Jehová nos dice las Escrituras “es perfecta que hacia sabio al sencillo”. Esta clase de sabiduría celestial contrasta con la terrenal que solo resulta en celos y conflictos entre pares.  

·         Tercero, morir a los malos deseos y codicia
Un tercer tema asociado a la sabiduría y la paz tiene que ver con hacer morir los deseos de nuestra carne y la maldad de nuestros pensamientos, que son causas primordiales de nuestras malas relaciones interpersonales,  además de enemistades y pleitos.

4.      La sabiduría y el futuro

·         No especular sobre el mañana
Santiago 4: 3-17 advierte acerca de especular sobre nuestro futuro creyendo que la vida es nuestra, que la tenemos comprada. A veces estamos afanados en cómo hacer más dinero y planificamos el futuro como si dependiera sólo de nosotros mismos y no tomamos en cuenta a Dios. 
Se requiere humildad a la hora de considerar nuestros planes. La humildad nos llevará a siempre fiarnos de Dios y no apoyarnos en nuestra propia prudencia. Porque del hombre son los planes pero de Dios es la respuesta de ella.

·         No sembrar vientos para que no vengan tempestades
Santiago 5:1-6 nos enseña que podemos esperar un buen futuro si no nos aprovechamos del obrero pobre que trabaja para nosotros, si no lo explotamos, si le damos a tiempo el salario. 
El apóstol condena al rico que solo piensa en él y en sus riquezas y no en el trabajador que hace posible sus bendiciones. Mientras el rico goza de sus placeres por la riqueza acumulada, el pobre sufre de impotencia al no poder llevar un pan a casa. Dios va a revertir esta injusticia.

·         Paciencia sobre todo
Santiago 5: - 7-12 apela nuevamente a la paciencia como ingrediente necesario de mantenerse fiel a Dios hasta el final, hasta el tiempo de su segunda venida, estando convencidos que la justicia tarda pero no olvida. Así que transitemos con sabiduría el vaivén de la vida. En Cristo somos más que vencedores.

5.      La sabiduría y la oración
Santiago 5: 13-18
En esta última parte de la carta, Santiago hace un énfasis en cuanto a la oración ferviente, a la oración de fe, comparándola con la oración del profeta Elías. Y también reitera que la oración por sabiduría nos trae sumo gozo en el tiempo de la prueba, consolándonos de toda tristeza y llenando nuestra alma de una paz firme ante cualquier circunstancia.   

“La oración eficaz del justo puede mucho”


En conclusión, la carta de Santiago, hermano de Jesús,
traza el camino para una vida con sabiduría que obtiene el gozo completo de la
vida, la bendición debido a la obediencia, la paz en nuestras relaciones
interpersonales, confianza en Dios para el futuro y fe en el poder de la
oración.


Jorge Arévalo

LA SABIDURIA
DEL LIBRO DE SANTIAGO

Comentarios