PRINCIPIOS PARA HOMBRES DE NEGOCIO

Texto: 2 Crónicas 7:14

“si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”

Introducción: 
Por la década de los 80 mi país comenzó a vivir una situación de caos, pobreza y terrorismo. Sufríamos de una híper inflación donde nuestro dinero perdía poder adquisitivo diariamente. Mucha gente vivía en angustia por el hambre y el temor de los coches bombas invadía las calles. Comencé a participar de un Movimiento Nacional de Oración promovida por Radio Pacífico de Lima. La iglesia cristiana oraba como nunca y salía a la plaza pública a implorar a Dios por cambios. Mario Vargas Llosa, el nobel de Literatura era favorito para ganar las elecciones presidenciales en ese entonces, pero no ocurrió,  en su lugar ganó un chinito desconocido por la mayoría de peruanos que bajo su gobierno el país sufrió un shock económico casi fulminante, de pronto todos los precios de los productos se sinceraron, se disolvió el congreso, entró en vigencia una nueva constitución, se apresaron los cabecillas del grupo guerrillero, se controló la inflación. Sobrevivimos. De ahí en adelante los gobiernos que sucedieron trataron de mantener la misma línea económica dando como resultado un crecimiento económico promedio de 4% anuales. Vamos saliendo del hoyo. Los entendidos internacionales consideran a Perú un milagro económico. Y la iglesia está tan presente con sus representantes en asuntos públicos. 
Ahora que estoy en una gira por algunas ciudades de los Estados Unidos entre las cuales están algunas ciudades fronterizas con México, me es propicio hacer una comparación para ilustrar una realidad, además de recordar sobre qué fundamentos está basado la constitución norteamericana que a mi juicio lo mantiene poderoso y luego dejar para la reflexión unos principios económicos basados en la cosmovisión del gran reformador inglés del siglo XIX, John Wesley.

1.       La realidad económica entre Estados Unidos y México: 
Comparación ingreso per cápita: 
Estados Unidos vs México:
·         Estados Unidos: 59. 500 dólares anuales
·         México: 8,900 dólares
Nuevo Laredo, ciudad fronteriza de México con Estados Unidos
·         5,100 dólares anuales (divídelo entre 12 es igual a 400 dólares por mes)
Laredo, ciudad fronteriza de Estados Unidos con México
·         43.400 dólares anuales (al mes aproximadamente 4000 dólares)

En Laredo, Estados Unidos, existe riqueza y seguridad. En Nuevo Laredo, México, existe pobreza e inseguridad. 
Entonces. ¿Habrá motivo para que la iglesia especialmente mexicana salga a las calles a llorar, humillarse, pedir perdón a Dios? Las oraciones son condiciones para una intervención de Dios de traer sanidad a la tierra según nuestro texto base del preludio.

2.      La importancia de ayudar a preservar constitucionalmente los fundamentos bíblicos
Los Estados Unidos constitucionalmente están establecidos sobre tres principios o derechos naturales básicos: VIDA, LIBERTAD Y PROPIEDAD y estas leyes están contenidas en los 10 mandamientos de la ley de Dios en las Escrituras. 
·         VIDA: “No matarás”. Es la razón por la que en esta nación se permite portar armas como un derecho de autodefensa. Si el estado no puede protegerte tú tienes armas para hacerlo. Lo que no pasa en nuestros países latinoamericanos. Si allí el estado no está para protegerte, tú mismo no tienes cómo hacerlo. Por tal razón tenemos los más altos índices de criminalidad.

·         LIBERTAD: “No te harás dioses ajenos delante de mí”. La razón del porqué los mandamientos prohíben la idolatría es porque Dios nos quiere libres. Mientras la religión esclaviza, el evangelio te hace libre”. Jesús dijo: “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libre”.  
Las estadísticas económicas aun respaldan este principio. Todo país que goza de mayores libertades económicas son al mismo tiempo países que disfrutan de mayores riquezas. La población en esta clase de países como los Estados Unidos tienen mayor tranquilidad y están suplidos en la mayoría de sus necesidades de educación, alimentos, casa, transporte, salud, ocio, etc. 
·         PROPIEDAD: “No robarás”. ¿Cuáles creen que son las consecuencias de violar este mandamiento? ¿No es acaso ser condenado a una eterna dependencia del estado y a la vez  a la pobreza? Sólo piénsalo. Propiedad es sinónimo de riqueza. Cuando tienes propiedad puedes comerciar, hacer negocios, obtener capital. Pero si no lo tienes, estás condenado al sufrimiento tú y tus hijos.  
Para ahondar en la ilustración de este punto me remito al caso de la propiedad del sub suelo en los países conquistados por España. Si tú encuentras petróleo en tu subsuelo, donde puedes estar habitando por años, esa riqueza no te pertenecerá, porque la ley dice que no es tuyo aunque esté en las áreas de tu propiedad, el estado se encargará y verá como reubicarte para que dejes libre el lugar y puedan explotarlo. Compáralo con las leyes de propiedad de los ciudadanos norteamericanos. ¿Qué poblador se beneficia y quién no? ¿Quién puede ser rico y quién no? Sin duda los norteamericanos  nos llevan ventajas porque tienen mejores leyes.

Jeremías 29:11 “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
Latinoamericanos, tu tiempo de bendición y reivindicación viene. “Sobre ti amanecerá Jehová, sobre tú será vista su gloria”.

3.      Tres principios de prosperidad para hombres de negocio
Dados a conocer por el gran reformador inglés del siglo XIX John Wesley: 
·         “Gana lo más que puedas”
·         “Ahorra lo más que puedas”
·         “Da lo más que puedas”

¿Cómo pondrías en práctica estos principios? Lo explico con más detalles en mi libro: “Valores para el desarrollo”. 
Dios continúe bendiciendo Estados Unidos de Norteamérica. Dios tenga misericordia de Latinoamérica y nos bendiga. 

Jorge Arévalo
Principios de prosperidad para hombres de negocio

Comentarios