EL MENSAJE DE PABLO


El reino de Dios
Estudiando el pensamiento de Pablo el apóstol de Jesucristo, encuentro que su mensaje central es acerca del reino poderoso de Dios. Este mensaje va más allá del ofrecimiento del perdón de pecados para los hombres. Se trata en esencia de la autoridad y poder para someter a los enemigos de Dios y vencer el pecado. El mensaje del reino es libertad del pueblo de Dios de toda forma de esclavitud de la vida y su establecimiento como gobernante de la nueva tierra.

En sus cartas apostólicas Pablo se refiere en 16 ocasiones al reino de Dios. Diría que el reino de Dios es la médula de su pensamiento. 
Hechos 28:30-31
“Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento”

Carta a los efesios
En la carta a los efesios Pablo exhorta a la iglesia a reconocer que tienen una batalla espiritual que librar cada día. 
Lucas el evangelista narra los hechos acontecidos de Pablo en su visita a Éfeso. En Hechos 16 cuenta que Pablo se enfrentó con su mensaje a dioses paganos como artemisa o diana de los efesios y también a una considerable práctica del ocultismo de la época y exhortó a los cristianos que destruyesen toda obra infructuosa de las tinieblas y tuvo éxito en esto. Los que se convertían a Jesucristo abandonaban los ídolos y traían sus libros de magia que usaban para quemarlo públicamente.

Efesios 5:11: “Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas”
Efesios 6: 11-13 Pablo dice que la iglesia tiene que batallar contra todos los falsos dioses paganos y espíritus invisibles del mal que buscan gobernar los destinos del hombre, a los cuales hay que resistirles llevando bien puesta la armadura de Dios. 
“Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes”

Estoy recorriendo los Estados Unidos en este tiempo y evidentemente puedo percibir que existe una batalla espiritual que librar en siete montes o áreas especialmente los que somos de Latinoamérica. 
1.      Monte de la economía. En Estados Unidos en general veo abundancia y lo comparo con nuestras realidades latinas. Necesitamos en promedio ser libres de la esclavitud de la pobreza. La pobreza está en la mente del ser humano. Millones de latinoamericanos y de otros lugares del mundo viven en situaciones paupérrimas. La pobreza necesita ser vencido. El mensaje del reino es un mensaje de libertad de la pobreza material. Dios nos ha entregado el poder para hacer las riquezas.

2.      Monte de la educación. La mayoría de las universidades latinas no figuran en la lista de los 100 mejores en el mundo, mientras que en los Estados Unidos están las más prestigiosas. Eso dice mucho de la calidad de educación e investigación de nuestros estudiantes. El mensaje del reino es de avance, Pablo estudió con los mejores, luego de su conversión fue a Arabia por tres años para ser enseñado directamente por Jesucristo.

3.      Monte de la salud. Los mejores tratamientos en cuanto a la salud están en países de primer mundo, no accesible por lo general para el ingreso per cápita de nuestros pueblos. Podemos empezar a creer que Dios también nos ha dado a nosotros los elementos naturales como bosques y suelos de cultivo de donde podemos extraer la cura para las enfermedades y dolencias e invertir en infraestructura médica e investigación.

4.      Monte de las artes y música. Encuentro igual que en las otras áreas. Los latinos que quieren destacar en áreas artísticas tienen que mirar los Estados Unidos y otros países avanzados para un mejor aprendizaje. El reino de Dios en América Latina tiene que ser una realidad igual en las artes y música de nuestros pueblos.

5.      Monte de la política. Más deshonestidad encontramos en el sistema político Latinoamericano que en el americano. Y las deshonestidades se ocultan bien en nuestros territorios sino fuera por instituciones americanas que sacan a la luz los ilícitos de nuestros principales gobernantes. En Perú, todos nuestros ex Presidentes están en la cárcel, uno se suicidó y otro se ha escudado bajo las leyes de otro país. El reino de Dios necesita penetrar con poder en el área de gobierno.

6.      Monte de la religión. Los más destacados líderes religiosos son americanos, puede ser por que tengan los medios a su alcance, radio, tv, internet de calidad, presupuestos fuertes para programas sociales. Los líderes religiosos latinoamericanos lidiamos cada día con la falta de instrumentos para hacer avanzar el reino. Esto es una realidad que debe cambiar. El reino de Dios es el mismo en nuestros países como en los avanzados.

7.      Monte de la familia. Es uno de los principales montes que tiene que ser fortalecido en todo lugar o territorio. La familia es base para una sociedad sana y líderes sanos. El reino de Dios está llamado a avanzar en el área de la familia en estos últimos tiempos, hasta que el corazón de los hijos vuelvan a sus padres y el de los padres a los hijos. 

Jorge Arévalo
El reino de Dios Parte 1

Comentarios