SECRETOS DE EMPRENDIMIENTO 2


Estos días que estuve en la selva del Perú, observé más de cerca el movimiento económico de su Capital, Iquitos y de algunos pueblos alrededor como Manacamiri, Cantagallo, Zungarococha, Corrientillo, Nina rumi entre otros, y llego a la conclusión que la región en general tiene un futuro prometedor pero que habría de prestar importancia a ciertos principios e ideas de desarrollo los cuales paso a mencionar en este artículo. 

4. Zona Económica Especial

Hablando a los estudiantes del Instituto de Administración de Empresas (IPAE) mencioné del éxito de las ciudades declaradas Zonas Económicas Especiales como Shenzhen en la China  y otras mil ciudades de este gran país que muy bien se podría buscar replicar con la región Loreto.

En el año 1982 Shenzhen era una ciudad muy pobre, sólo de pescadores, las fotografías lo muestran con rústicas casas, calles polvorientas y estación de tren en ruinas, pero sus autoridades políticas lo declararon zona económica especial y desde entonces ha venido creciendo económicamente a un ritmo tan veloz de una tasa promedio de 7,5 % anuales y que en la actualidad pueden jactarse de ser una de las ciudades con ingresos per cápita por habitante más elevado del Continente Asiático y que se acercan a los 30,000 dólares anuales. Shenzhen ahora cuenta con más de cien rascacielos y genera más ricos por habitante cada año. De treinta mil personas que habitaban en esta humilde ciudad han pasado a tener más de 15 millones de población en poco menos de cuatro décadas.


¿En qué consiste una zona económica especial?

Consiste en que a la jurisdicción el gobierno central le concede por ley los siguientes privilegios:

·         Facilidades para crear empresas o construir fábricas
·         Reducción de impuestos
·         Comunicación portuaria, carretera y de aviación avanzada
·         Facilidad para cambios en los usos de suelo
·         Suelo y mano de obra barata
·         Implementación de parques industriales
·         Sistema Educativo enfocado a la industria local.

Soy uno de los convencidos que Loreto como región llena de bosques y ríos, rica en recursos naturales, tiene todo el potencial para volver a crecer, ya una vez fue rica, con la explosión de la fiebre del caucho a finales del siglo XIX donde muchos europeos produjeron inmensas fortunas en esta tierra y le dieron a la ciudad un toque urbanístico muy fino que aún se puede contemplar.


5. Laboriosidad en la gente

La gente de la selva si pusieran un poco más de esmero a su trabajo y contaran con una visión correcta de desarrollo personal y político podrían dejar de ser pobres. He visto en algunos rincones de los pueblos rurales pequeñas granjas de pollos, y emprendimientos de piscigranjas para la producción de pescados como el paiche, el sábalo y la gamitana. Además de la siembra de frutas como el zapote, guaba, mamey, sidra, toronja, cocona, camu camu y otros, ideales para la exportación y cómo no mencionar su rica gastronomía.

Tierras hay para buscar donde tener una producción o aumentar la productividad de la cosecha. Sólo se requiere un poco más de esmero y diligencia en el trabajo. El gran daño lo está haciendo la educación socialista y las malas costumbres de tener que esperar al supuesto papá gobierno que lo haga todo. Casi no hay iniciativas personales. Muchos jóvenes y padres de familia conviven con la pereza y con una mentalidad pesimista, de aceptar la realidad sin disponerse a cambiarlo, pero que si lo cambie el gobierno.

Las oportunidades existen y existirán. Se están trabajando algunos proyectos interesantes como el puente de Nanay que unirá Iquitos con Santo Tomás, las carreteras que llegarán a San Antonio del Estrecho frontera con Colombia, pasando por los distritos de Mazán e Indiana, que facilitarán a los emprendedores sacar sus productos a la ciudad. El proyecto del Tren Iquitos – Yurimaguas que quedó trunca por temas de corrupción, pero que echándole a andar sería tan beneficioso para la población amazónica.

Creamos que sí se puede salir adelante. Con voluntad y compromiso real por parte de las autoridades, con visión de desarrollo, con valores como la honradez y laboriosidad, con liderazgo firme y con la bendición de Dios la Región Amazónica puede convertirse en un gran modelo de prosperidad en el mundo.


Jorge Arévalo
Secretos de emprendimiento 2 

Comentarios