JOSÉ MARTÍNEZ, UN HOMBRE DE FE APASIONADO

Conozco a José Martínez desde muy joven, siempre fue un hombre apasionado en su fe. En muchas ocasiones vino a mi país como misionero traductor y fue en ese contexto que conoció también a Megan, su adorada esposa que le ha dado tres preciosos hijos. 

Aún recuerdo la noche de un Sábado que predicó a los jóvenes de mi iglesia con el denuedo que le caracteriza causando un  gran impacto en sus corazones, es desde ese entonces que comencé una relación de amigos que ha perdurado a través de más de dos décadas. Escribo este artículo para resaltar algunas otras cualidades de su persona:


Generosidad
Con un corazón dispuesto a dar aún de lo que no tiene, José es de esas personas que no mide la generosidad, su espíritu busca la forma de entregarse en aquello que considera valioso para las personas, en eso satisface su vida.
La sabiduría del Proverbio bíblico dice:

“El que es generoso prospera;
el que reanima será reanimado”
(Proverbios 11: 25)


Entrega a su causa
José entiende que la razón principal de su vivir es Cristo. Sus padres le inculcaron desde niño que el Nazareno era la mejor causa para seguir en el mundo. No hay nada más valioso que ver las  almas sanar y ser salvas de sus aflicciones. Es esta forma de servicio enfocado en el prójimo que he visto saciarle más que cualquier otra actividad.

El Maestro Jesús habló del amor a Dios y al prójimo como el sentido mismo de la existencia del hombre:
“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente… y amarás a tu prójimo como a ti mismo”

(Mateo 22: 36-49)


Valor
El hombre que avanza en su propósito es uno que asume riesgos, que actúa con coraje. Es cuando la oportunidad toca a la puerta del valiente que este no duda en levantarse para emprender caminos aún no conocidos. Es esa actitud con garra que ha llevado a muchos a conocer lugares y personas que elevan el nivel de vida y José es de esa clase de personas, que se arriesgan.

El salmista en la Biblia habla del valor unido a la confianza en el Dios Todopoderoso. 
“Aun si voy por valles tenebrosos,
no temo peligro alguno
porque tú estás a mi lado;
tu vara de pastor me reconforta”
(Salmos 23:4)


Influencia
He estado estos días en Monterrey, México. Mi visita a este hermoso país fue de un modo imprevisto, debido a que vine acompañando a mi segunda hija para una audición en la escuela profesional de ballet de Houston en Texas. Quedé sorprendido de la agenda de conferencias tan rápida que José me armó para la semana sin haber tenido previsto mi visita, esto me hace considerar su influencia. 
El influjo de un líder en Mc Allen, pastor de la iglesia Bethesda en esta ciudad y que cuenta con un programa social que reparte alimentos al que necesita.

Jesús enseñó: 
“Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder”

Este es mi amigo José Martinez, un hombre apasionado en su fe, generoso, dedicado a su causa, valiente para hacer el trabajo de conducir personas a veces nada fáciles, pero con la influencia y sabiduría necesaria para transformar sus vidas.

Jorge Arévalo

Comentarios