DIGNO DE ADORAR


"Adórenme, pues yo soy su Dios. Yo los bendeciré con abundantes alimentos. Nunca dejaré que se enfermen, ni que mueran siendo jóvenes. Todas las mujeres de Israel podrán tener hijos, y todos sus hijos nacerán bien” (Éxodo 23:25-26).

Estas promesas fueron dadas al pueblo de Israel cuando fueron liberados de la esclavitud de Egipto. En Éxodo capítulo 8 versículo 1 vemos que Moisés llega a Faraón con el mensaje: “Deja ir a mi pueblo para que me adoren”. El Faraón resistió esta orden que venía de parte de Dios y sufrió las consecuencias de las plagas que ya conocemos.

La adoración es algo muy importante para Dios. El promete bendiciones especiales para aquellos que le adoran en espíritu y en verdad, son bendiciones financieras, de salud, de una larga vida y hijos sanos. 

Bendiciones financieras:
“Yo los bendeciré con abundantes alimentos”
En el tiempo de la crisis cuando falta para los alimentos es cuando más valoramos esta clase de promesas. Las promesas de provisión económica son para terminar con los días de las vacas flacas. 

Si eres un adorador debes creer que tu tiempo de crisis económica se está acabando, está viniendo sobre ti un incremento en tus finanzas, podrás ahorrar e invertir para tus propósitos de riqueza.

Bendiciones en tu salud.
“Nunca dejaré que se enfermen”
Esta promesa de salud divina es muy importante sobre todo en este tiempo de pandemia generalizada pues de nada sirve que tengas el dinero provisto si es que te falla la salud. Cuando Dios te bendice lo hace en forma completa. 

Toma esta palabra de Isaías 53: 5 que dice: “Por sus llagas fuisteis curados”. 

No hay mayor seguridad que reclamar tu sanidad por las heridas de Cristo, él dio su vida en la cruz para llevarse todas nuestras enfermedades y dolencias.

Confiesa que andas en sanidad y que Dios cumplirá todo su propósito en ti.

Los sueños de tu corazón se harán realidad porque todo lo que te ha sido prometido en la Palabra se cumplirá. 

Bendiciones de una vida larga
“ni que mueran siendo jóvenes”
Dios habló a su siervo Abraham que le concedería una vida larga: 

“Y tú vendrás a tu padres en paz, y serás sepultado en buena vejez” (Génesis 15:15).
El apóstol Pablo también dijo en Gálatas 3: 13- 14, que Cristo recibió la maldición de nuestros pecados para que la bendición que Dios le dio a Abraham (de una vida larga), alcance a los gentiles.
Amado, levanta el ánimo, porque largo camino aún te resta. Reevalúa tu proyecto de vida y confía. 


Bendiciones de hijos sanos
“Todas las mujeres de Israel podrán tener hijos, y todos sus hijos nacerán bien”
Esta bendición es para nuestros hijos. Dios promete que nacerán sanos y vivirán sanos. Ellos son benditos por su gracia y continuarán con nuestro legado de ser igualmente bendición a las familias de la tierra. Son valientes y conquistadores.  

En conclusión, no dejes de adorar a Dios, por que en hacerlo está tu exaltación y victoria en esta vida. 


Jorge Arévalo

Comentarios